TRES NUEVOS JUGADORES CON HANDICAP EN CHIMONT

“Tener hándicap me da la oportunidad de conocer nuevas canchas, me permite también dar ejemplo a los más chicos de la Escuela”, así definió Samuel, de 14 años, lo que significa este gran paso en su desarrollo como golfista en la Escuela de Golf Chimont del Cerro.  Para los más de 40 chicos que vienen a aprender golf desde Casabó, Cerro y Puntas de Sayago, sacar hándicap es una aspiración desde muy pequeños. Implica poder jugar torneos en otras canchas, viajar, relacionarse con otros y formar parte de un grupo.

Además de Samuel, esta semana el Club de Golf del Cerro completó la presentación de las tarjetas correspondientes a Sebastián y Bruno, ambos de 14 años, con lo cual se agregan 3 jugadores a los 5 ya existentes con hándicap que entrenan en Chimont. Entre éstos últimos, se encuentra Brian Gomez, vice campeón nacional en segunda categoría con 16 años y 8.3 de index.

La AUG ha contratado a Alvaro Canessa como Head Coach, quien ya se encuentra trabajando en las distintas Escuelas de los clubes afiliados. Los lunes trabaja con una selección de alumnos de Chimont. “Que los chicos de Chimont saquen hándicap es muy relevante, porque empiezan a estar involucrados en el mundo AUG y podrán ser considerados para los equipos nacionales. Hay mucho potencial en Chimont, enormes ganas de aprender, los ojos les brillan cuando uno les habla, es un placer trabajar con ellos porque todos dan lo mejor y muestran deseos de superarse. Yo creo que Chimont va a aportar muchísimo a los equipos nacionales en los próximos años si mantenemos la buena presión, el buen incentivo, mostrándoles que pueden lograr sus objetivos en la vida; el tener hándicap es un gran primer paso”, remarcó Alvaro.

Desde la dimensión social, para el coordinador de la Escuela Chimont Robert Macchi, “la pasión de los alumnos por el golf es indiscutible; el proceso de obtener hándicap les ayuda a ordenar esa pasión, a darle disciplina y constancia. Durante ese proceso asimilan conceptos vitales para su desarrollo como jugadores: reglas, cuidado del campo, etiqueta. Asimismo, desde Chimont el proceso para tener hándicap es acompañado con “acuerdos educativos” con sus respectivos centros de enseñanza, para hacer un seguimiento más exhaustivo de su trayectoria como estudiantes. Ponderamos de igual forma su proceso deportivo y de formación estudiantil.”

Una de las líneas de trabajo más importantes de la actual Directiva de la AUG, es invertir en la base de la pirámide, para aumentar la cantidad de golfistas en todos los niveles socio-económicos y a través del todo el territorio nacional. En esa línea, el artículo 1 de los estatutos de la AUG, que este mes cumplió 70 años, establece que los fines de la Asociación son “fomentar el juego de golf en la República Oriental del Uruguay, manteniendo el verdadero espíritu de este juego, según sus antiguas y honrosas tradiciones”. La estrategia empezó a ejecutarse el 11 de setiembre pasado, cuando se lanzaron las Escuelas de Golf en Fray Bentos y Mercedes, dirigidas por profesor Hugo Lemonier, donde participaron más de 50 chicos.

“Tener hándicap me va a ayudar a tener principios, buena conducta tanto dentro y fuera de la cancha”, remata Samuel, quien parece ya tener claro el espíritu del juego y sus honrosas tradiciones.

Pin It on Pinterest