TRAS LA SEGUNDA FECHA EN CARMELO, DOS ALUMNOS DE LA ESCUELA CHIMONT LIDERAN EL RANKING DEL CIRCUITO DE ABIERTOS DE LA AUG AUSPICIADO POR SCOTIABANK

La cancha del Carmelo Golf, es la más parecida en Uruguay a las que vemos por televisión en los torneos del PGA Tour.  Es la más “americana” de las canchas uruguayas y no es casualidad. Fue diseñada por Randy Thomson y Kelly Moran, siguiendo normas de la USGA.  Randy fue discípulo de Robert Von Hagge, celebre diseñador responsable del trazado del Buenos Aires Golf Club, donde jugara Tiger Woods la Copa del Mundo del año 2000.  El trademark de este tipo de canchas son los hoyos dogleg con agua en un costado del fairway, greens con varias plataformas que permiten distintos posicionamientos de bandera y por sobre todo dos cortes de rough bien diferenciados que penalizan casi como un fuera de límites. El hoyo 8, un par 5 de 567 yardas desde los tees del fondo, es representativo de este tipo de diseño, con un green bien escondido en la punta del dogleg con un gran lago que lo precede.

Allí, en el Abierto de Carmelo organizado por el Carmelo Golf, se disputó la segunda fecha del Circuito de Abiertos de la AUG. Al mismo tiempo, el torneo fue fecha del WAGR (World Amateur Golf Ranking) lo que atrajo a las principales figuras del golf uruguayo. Se repitió el duelo Tarigo-Reyes, con una nueva victoria de Agustin, que confirma lo realizado en La Barra en ocasión del Campeonato Nacional por Golpes.  Agustin empleó 222 golpes para los 54 hoyos (6 sobre par), contra 226 de Reyes. Para Tarigo, “Carmelo es de las mejores canchas del Uruguay y estaba en muy buen estado.  Los fairways son anchos, pero tienen muchas fueras, mucha agua. En todos los hoyos tenés peligros por los dos lados, los fuera de límites están más cerca de la última vez que la jugué, entran siempre en juego.  Yo llevaba el envión del Campeonato Nacional, jugué bien y estuvo lindo la última vuelta con Miguel (Reyes). Jugamos parejo los dos hasta el 16, donde él pego un mal drive más una bola al agua y ahí pude sacarle los 4 golpes que terminó siendo la diferencia. Estuvo bueno volver a sentir la presión de cerrar un torneo y lograrlo. Obviamente no quedé conforme con el score, que pudo ser mucho más bajo, pero paso a paso, estoy volviendo a levantar el nivel y volumen de mi juego”, comentó Agustin, que recién había terminado una sesión de gimnasio cuando lo entrevistamos.

El primer día Agustin presentó una tarjeta de 73 golpes, uno sobre par de la cancha, pero no fue el único. El juvenil Brian Gomez, alumno de la Escuela Chimont en el Cerro, con 17 años, hizo el mismo score.  “Arranqué birdie al uno y birdie al 2, par al 3 y birdie al 4. Ya cuando salí del green del 2 dije, hoy será mi día”. Terminó siendo su mejor tarjeta en lo que va del año y junto con dos rondas de 84 y 87 en una cancha muy desafiante desde los tees dorados, le dio el segundo puesto en la categoría hasta 9.2 de index.

Junto con Brian y con el apoyo de la AUG, viajaron otros integrantes de la Escuela Chimont:  Mateo Flores, Leonardo Aquino y Antony Correa.  Para ellos fue una experiencia única, que no hubiese sido posible sin la colaboración del Sr. Martin Aquino, padre de Leandro, quien se ocupó de llevarlos y acompañarlos.  Brian destacó además la atención del personal del club, liderados por Daniel Barolin: “siempre estaban atentos a si precisábamos algo, nos sentimos muy bien recibidos”.   Los resultados así lo demuestran, porque detrás de Brian en la categoría hasta 9.2 de index, quedó en tercer lugar Antony Correa, con un score neto de 149 golpes.

Tras la performance de Carmelo, los dos jugadores del Cerro lideran el ranking del Circuito de Abiertos AUG auspiciado por Scotiabank, que continua en su última etapa con el Abierto de Primavera en Fray Bentos el próximo fin de semana, 21 y 22 noviembre. La historia continuará para los chicos Chimont, que ya están anotados para conocer otra cancha y otro rincón de su país.

Ver aquí las posiciones completas del Ranking de Abiertos luego de jugada la segunda etapa.

Pin It on Pinterest