En un cerro renovado, Nicholas Teuten gana el abierto de la República

Quizás la edición número 35 del Abierto de la República en el Club de Golf del Cerro tuvo un campeón antes de empezar: el equipo a cargo del mantenimiento de la cancha, liderados por Hugo Medina. Los apremios financieros del Club son conocidos, a los que se suman una cancha totalmente abierta e integrada al barrio, con todos los aspectos positivos y negativos que ello conlleva, más un invierno sin contemplaciones. Sobreponiendo esos desafíos, con directivos y socios comprometidos, liderados por el presidente Carlos Eguía, el campo del Club de Golf del Cerro pasó el examen de un Abierto y tuvo por primera vez en muchos años, el apoyo de la AUG, que lo incluyó en su primer “Circuito de Abiertos”, con el Scotiabank como sponsor.

“Creo que fue un digno torneo, luchamos con complicaciones de todo tipo, la principal es con las máquinas, que tienen un desgaste brutal, debemos cambiar cuchillas todo el tiempo. Aún así los fairways y montes quedaron muy bien, en cambio en los greens es donde tenemos el escalón más grande para superar. Venimos del invierno, con cambios de pasturas y heladas arriba de días primaverales.  El apoyo del otro día de los chiquilines y socios (ver nota aparte “El Cerro se prepara para recibir el Abierto”), debemos repetirlo regularmente con toda la masa social, genera otra energía. Tenemos solo dos empleados, pero es una maquinaria perfecta”, comentó Medina con orgullo.

Aún con ese escenario renovado, los resultados mostraron que para ganar en la cancha del Cerro hay que conocer sus secretos, y eso se logra luego de vivirla, jugarla, sufrirla, muchas veces.

“Desde que tengo 4 años voy al Cerro, me encanta. Y jugar en esa cancha te desafía muchísimo, estoy recontra a favor de que juguemos fechas de ranking ahí. Los fairways están como nunca, los roughs perfectos, las bancas están mucho mejor que en Mayo. Vi peor algunos greens, supongo efecto del invierno. Pero si miro un año atrás, no se podía ir; ahora está bárbara”, observó el Campeón de la categoría Scratch, Nicholas Teuten, con 152 golpes para los 36 hoyos, que incluyeron un birdie en el 17, hoyo que jugó muy largo el Domingo.  “No corría la pelota, pegué un bruto drive y me quedaron 260, luego una muy buena madera 3 y la dejé a 15 yardas para approach y putt”, comentó Nicolas.

En la categoría 0-9, otro veterano del Cerro, Jaime Miller, se impuso sobre Agustin Pizzorno y Brian Gomez, reciente vice campeón nacional match play en segunda categoría.

La Escuela de Golf Chimont dominó la categoría 10-16, con una contundente victoria del juvenil Antony Correa, quien presentó una tarjeta de 3 sobre par gross para sus segundos 18 hoyos y así superar a Victor Paracampo y Juan Jose Gepp, experiente jugador que cuenta bastantes más años de golf en el Cerro que los que tiene de vida Antony.

La sensación que quedó de este Abierto es que la cancha está para más y si bien faltan ajustes, la primavera debería verla florecer con una fecha de ranking de la AUG. El diseño de Luther Koonz ofrece vistas impactantes sobre el Río de la Plata (hoyos 4, 5 y 6), favorece a jugadores versátiles, que sepan “dibujar la cancha”, la cual pide alternativamente tiros con fade o draw, con y sin viento, a greens elevados o en bajada. En definitiva, una cancha que genera jugadores resilientes, estrategas, una cancha que hace crecer a nuestro golf.

Para ver todos los resultados del Abierto del Club de Golf del Cerro, haz clic aquí.

 

Pin It on Pinterest