Directivos del Club, socios y alumnos de la Escuela Chimont disfrutaron de una jornada de integración preparando la cancha para el Abierto

EL CERRO SE PREPARA PARA RECIBIR SU ABIERTO DE LA REPUBLICA, PRIMERO DEL CIRCUITO AUG

Sobre las rocas del hoyo 5, con una vista espectacular hacia el Rio de la Plata, en una mañana soleada y casi primaveral, Samuel y Bruno, pintaban las estacas que marcan el fuera de límites.  El hoyo 5 es uno de los más emblemáticos de la histórica cancha del Cerro, su tee de salida está al nivel del rio, entre las rocas, que obliga al jugador a pasar un barranco para llegar al fairway de este corto pero desafiante par 4.  Samuel y Bruno son alumnos de la Escuela de Golf Chimont, fueron invitados junto con varios socios y directivos del Club de Golf del Cerro a realizar tareas preparatorias en la cancha que el próximo fin de semana tendrá su tradicional Abierto de la República, que integra el Circuito de Abiertos que organiza la AUG con el apoyo de Scotiabank.

Además de pintar y colocar las estacas blancas que marcan los límites de la cancha, el grupo que asistió a la convocatoria pintó las marcas de los tees de salida, las estacas rojas que marcan las 150 yardas al green y acondicionaron 18 banderas nuevas.

Luego de los trabajos, se armaron foursomes mezclados entre alumnos de Chimont, directivos y socios, para jugar 9 hoyos y finalizar con una chorizada, como premio al esfuerzo realizado. Mientras todo esto ocurría, 8 principiantes del programa Puerta de Entrada al Golf, hacían sus primeras armas en este deporte, usando el hoyo 17 como driving range y con la asistencia de un profesional de la PGA del Uruguay. Un día con actividad a pleno en el Club, que se veía reflejado en el parking lleno de autos.

“Esto es el Cerro: los directivos, los socios, amigos, alumnos de la Escuela, ayudando al personal de campo. Somos dirigentes, operarios, amigos, integrados a la cancha, en convivencia con la comunidad, haciendo deporte y divirtiéndonos juntos”, destacó Carlos Eguia, presidente del Club, antes de pegar su primer tiro con Samuel.  Luego un drive al medio del hoyo 10 con un leve fade, Samuel se mostraba orgulloso por su trabajo, “cuando salimos a jugar a veces pegamos hacia afuera y no vemos las estacas, lo que yo hice hoy fue hacer visible los límites de la cancha. Fue muy bueno compartir esto con los socios”.

Para el Abierto del Cerro quedan ya pocos lugares, lo que augura un torneo a cancha llena el próximo fin de semana. En el field estarán los 6 jugadores con hándicap de la Escuela Chimont. El Cerro se mantiene vigente y relevante como campo de entrada a nuevos golfistas de todas las edades y niveles socio-económicos, recibiendo el primer torneo con apoyo de la AUG en varios años.

Pin It on Pinterest