ABIERTO CIUDAD DE MONTEVIDEO: TARIGO LE GANÓ A TARIGO

El juego del golf es único en cuanto al diálogo interior que ocurre en la cabeza del jugador.  Hay tiempo para pensar entre tiro y tiro, pero ese tiempo no siempre contribuye a un mejor juego, sino muchas veces a alimentar inseguridades, temores o desconfianza en uno mismo. Como deporte individual, el jugador está solo contra la cancha.  Todo lo que sucede, malo o bueno, es de su única responsabilidad.  Sin jueces o rivales para echarle la culpa, los fracasos y los éxitos obedecen linealmente a fallas o méritos del jugador. Esta particularidad del golf ha alimentado famosas citas que la describen: “of all the hazards, fear is the worst” (entre todos los hazards, el peor es el temor) de Sam Snead, o “Success depends less on strength of body and more on strength of mind and character” (el éxito depende menos de la fuerza corporal y más en la fuerza mental y el carácter), de Arnold Palmer.

Al ganar el 35 Abierto Ciudad de Montevideo, con 7 golpes bajo el par de la cancha, Agustin Tarigo le ganó a esos hazards internos más que a cualquier rival. Debido a la pandemia, este Abierto tuvo la particularidad de no contar con competidores internacionales. Con un field exclusivamente nacional, en los papeles pocos rivales podían anotarse como contendientes serios para Tarigo, salvo el propio Tarigo.  Quizás un Miguel Reyes inspirado o un “Popi” Carrere con el putter afilado podrían generar alguna competencia para Agustin, pero luego de 54 hoyos éste ya llevaba 3 golpes de ventaja sobre Carrere y 4 sobre Franco Martinez.  Alcanzaba entonces con una ronda en el par de la cancha para sostener el liderazgo y ganar el torneo.  Como diría Nicklaus en otra famosa cita, “Success depends entirely on how you manage the game`s two ultimate adversaries: the course and yourself” (El éxito depende enteramente en como manejas los dos adversarios más importantes: la cancha y vos mismo). La cancha es más que conocida para Agustin y el domingo pasado jugó con un tradicional viento moderado del sureste, a favor en los hoyos 13, 14 y 16 y en contra en el 12 y 18.  Sin la cancha como un factor decisivo, quedaba solo vencerse a sí mismo, sus hazards internos, probar su “mind & character”.

Cuando le preguntamos si sintió esa presión de sus rivales en los últimos 9, en seguida quedó claro que su rival era él mismo: “se hacer difícil arrancar puntero desde el primer día, se va a acumulando la presión y llegas al último día muerto (psíquicamente) “, explicó como aliviado luego de firmar su tarjeta. Su proceso mental domina nuestra conversación: “yo en mi cabeza quería seguir arriesgando, porque si bien podía sacar a buena, si arrancas a jugar aguantando, cuando tenés que hacer un birdie ya no podés”, comentó al explicar su razonamiento del segundo tiro en el hoyo 14 desde el monte, que apenas superó el agua y que luego le generó un birdie para mantener los 4 golpes de diferencia. Quizás la victoria se consolidó entre los hoyos 15 y 16, en el primero Carrere erró un putt para birdie que hubiese significado dos golpes de diferencia frente a un bogey de Agustin, mientras que un birdie en el 16 de Agustin aumentó la diferencia a 4 golpes con 2 hoyos por jugar. Su tiro de salida en el 16 refleja ese complejo mind game que sucede en la cabeza de un jugador cuando tiene que cerrar un torneo. Quería evitar la fuera de la izquierda a toda costa, tomó un hierro 5 y la jugó por encima del alto eucalipto sobre la derecha, con un draw que trajo la bola mansamente al fairway a 90 yardas del green.

“Tengo que confiar más en mí mismo, lo dijo Miguel (Reyes) en la nota sobre el Nacional (Ver nota Nacional), a veces no ataco lo que debería atacar.  Empecé a trabajar esto antes del Nacional, con un psicólogo que usa la programación neuro lingüística (PNL) y me ayudó bastante, está empezando a dar resultado” dijo con una sonrisa de satisfacción. “Tenes posturas que podés tomar que te generan adrenalina, también tenés en el pasado momentos que tu memoria guarda que a mi me pegaron fuerte, por ejemplo, cuando no pasé el corte por un golpe en el torneo del PGA Tour Latinoamericano aquí en Montevideo. La PNL te ayuda a dejar ir esos momentos y retener los buenos, por ejemplo cuando gané la Copa Tailhade (2016).”  El entrenamiento de la mente de Agustin en 2020 está dando sus frutos, con 3 torneos ganados seguidos (Nacional por Golpes, Abierto de Carmelo y Abierto Ciudad de Montevideo), que auguran una buena performance en los torneos de verano en Punta del Este.

En damas, el Abierto mostró el regreso de Jimena Marqués a los cuadros de honor, luego de un 2020 donde su foco estuvo en sus estudios para ingresar con una beca a una Universidad norteamericana. Desde clases de inglés hasta clases de manejo, le quitaron el tiempo que le podía dedicar a entrenar.  Con la entrada de las vacaciones, para este Abierto se hizo el tiempo que faltaba para entrenar y el resultado se vio ya desde el inicio del torneo. Con una espectacular primera ronda de 5 bajo par, Jimena mantuvo esa ventaja inicial sobre su prima Sofia García Austt y la aumentó a 8 golpes el sábado, presentando el único score bajo par en damas para los 54 hoyos (218 golpes). “Ese primer día pude haber igualado mi record para Punta Carretas, que es 6 menos, terminé con 3 pares seguidos”, comenta con la inconformidad del deportista que quiere superarse siempre. Al compararla con las otras dos rondas (76 y 74) concluye que la diferencia está en el putt: “la única diferencia entre esas 3 rondas fue el green, meter putts, hacer birdies”, lo cual habla de su solidez en el juego de tee a green. “Me encanta competir, la sensación de estar definiendo un torneo es única, me gusta eso del golf”, concluye por si quedaba alguna duda de su espíritu competitivo. El 2021 la verá en Fort Lauderale, USA, compitiendo por la Nova South Florida University, que le ofreció una beca deportiva. Allí tendrá la oportunidad se seguir aprendiendo y creciendo con su golf. “Fui a visitar el campus en marzo y me encantó. Conocí a su head coach, Heather Wall, quien me fue a ver al Orange Bowl.  Me generó confianza y creo que ella también confió en mi”, comentó entusiasmada Jimena, seguirá así los pasos de sus primas Garcia Austt en el equipo de los “Sharks”.

Fue un Abierto extraño, las circunstancias de la pandemia obligaron a los directivos del Club de Golf del Uruguay a ser creativos para mantener las tradiciones del torneo.  Para su capitán Gonzalo “Gongo” Etcheverry, el desafío fue “darle la mayor jerarquía posible dentro de las circunstancias que estamos viviendo, modificamos las copas que generalmente son con países vecinos invitados, por competencias interclubes, que lo hizo más competitivo”. Etcheverry comentó que hubiese querido ver más golf, quizás con algunos hoyos de playoff y aprovechar el buen clima que tuvo durante todo el torneo. Sin embargo, Jimena metió todos los putts que tenía que meter el primer día del torneo y Tarigo vino con un “mind & character” entrenado, que le permitió ganarse primero a sí mismo para luego ganarle a los demás.

Para ver todos los resultados del Abierto, ingresar en www.cgu.com.uy, en la sección Golf.

 

 

Pin It on Pinterest